martes , 17 julio 2018
Inicio / Blog / Tu tienes la palabra... / Los bomberos realizan un oficio de valientes

Los bomberos realizan un oficio de valientes

 

 

«La labor de un bombero resulta más abarcadora de lo que comúnmente pensamos. Además de sofocar incendios, tiene que enfrentarse a cualquier situación de emergencia que requiera de su ayuda.

El Comando de Prevención y Extinción de Incendios de Sagua la Grande fur sede del acto provincial por el Día del Bombero cubano. (Fotos: Carolina Vilches Monzón)

   

«De ocurrir un accidente de tránsito de grandes proporciones, derrumbes, inundaciones por intensas lluvias o tras el paso de un evento meteorológico o un desastre químico, la presencia de los hombres de los cascos rojos resulta indispensable en la humana misión de salvar vidas, a través de operaciones de rescate y salvamento», me comentaba el capitán Yandris Morales Castillo, jefe del Comando de Prevención y Extinción de Incendios de Sagua la Grande, mientras supervisaba las acciones constructivas emprendidas  allí.

 

 

Ese centro fue escogido entre sus similares de Villa Clara para celebrar ayer domingo el acto provincial por el Día del Bombero cubano, fecha en que se creó por primera vez en la Isla, en 1696, el primer cuerpo de la especialidad en la naciente ciudad de Santa Clara.

 
   

A más de un siglo de constituido el Cuerpo de Honrados Bomberos de la Villa del Undosoen 1863 –uno de los más prestigiosos de la antigua provincia de Las Villas–, el actual comando sigue honrando a quienes lo fundaron.

Celosamente, el capitán Morales guarda las memorias de aquel comienzo, cuando un centenar de hombres lo fundaron con el único afán de servir al pueblo, sin recibir retribución alguna, y sostenido solo con donativos y colectas.

Poco a poco, el Cuerpo de Bomberos se hizo sentir en esa localidad, y en 1863 los antiguos métodos para sofocar fuegos quedaban atrás con la adquisición de la primera bomba.

Un año después, fue inaugurada una bomba más potente, mientras que la casa-cuartel —local donde actualmente radican los bomberos— fue terminada en 1869.

La historia recoge numerosos siniestros en los cuales intervino esta fuerza, entre ellos el de 1888, que arrasó con el café El Parque y cinco casas colindantes.

En 1917, otro fuego destruyó el almacén de azúcar de Alfet  y Cía, en Isabela de Sagua, apagado por la bomba registrada con la marca de cerveza Tívoli, obsequiada a Sagua, la cual se conserva en el Museo Histórico Municipal.

«Con el triunfo de la Revolución —expresa el mayor Ernesto Lima  Guevara,  de la dirección del Cuerpo de Bomberos de la provincia—, y por su importancia en la preservación de vidas y bienes materiales, la actividad tomó relevancia como institución subordinada al Ministerio del Interior.

«Fueron años de organización y capacitación en la prevención y extinción de incendios, para hacer frente a estos siniestros que tanto daño causan a la economía.

«Cuando ocurre uno de estos hechos, la llamada de auxilio a través del número telefónico 105 es recibida por el Puesto de Mando Provincial, el cual valora la situación, avisa y envía fuerzas especializadas de distintos municipios, según la envergadura del desastre».

Esta bomba de presión empleada por los bomberos sagüeros a principios del siglo xx, se conserva en perfectoestado en el Museo Histórico Municipal.

Los bomberos de Sagua la Grande no pueden olvidar la ayuda que recibieron de sus homólogos de Caibarién, Camajuaní y Ranchuelo  en el control de las llamas que hace poco destruyeron una TRD en la localidad.

Recientemente, estos valientes muchachos participaron en la evacuación de los vecinos de Villa Alegre y del barrio La Laguna, en Pueblo Nuevo, amenazados por las inundaciones provocadas por las persistentes lluvias de días pasados, y en la extracción de las aguas para que pudieran retornar a sus viviendas.

En estos momentos, el comando cuenta con una moderna técnica, integrada por dos camiones chinos de alta maniobrabilidad y operatividad, y otro ruso reparado. De igual forma, poseen trajes con los accesorios necesarios para enfrentar cualquier contingencia en ese municipio, así como en Cifuentes, Quemado de Güines, Corralillo y Encrucijada.

También capacitan a jóvenes del Servicio Militar General en esta disciplina. Muchos de ellos deciden permanecer allí por el carácter humano de la profesión.

El capitán Morales vuelve a echar un vistazo a la edificación, que se engalanó para el acto de ayer, y una sonrisa de satisfacción se dibujó en su rostro, al comprobar que el antiguo cuartel de más de un siglo de existencia sigue velando por el bienestar del pueblo. 

Acerca de admin

Ver También

El mito del pirómano

Imprudencia. Es la maldición que devora nuestros montes, la causa de la mayoría de los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *