viernes , 22 febrero 2019
Inicio / Qué se cuece en.... / Sevilla / Los Bomberos no pueden utilizar un coche que costó 200.000 euros

Los Bomberos no pueden utilizar un coche que costó 200.000 euros

El vehículo, que se adquirió para rescates en calles estrechas, es muy inestable


El Ayuntamiento de Sevilla gastó 200.000 euros en la adquisición de un vehículo especial para los Bomberos que, sin embargo, lleva varios meses sin poder utilizarse porque es muy inestable. Se trata del coche llamado ABA-1, que en teoría debería usarse para rescates en altura en las calles más estrechas del centro. El vehículo tiene unas dimensiones reducidas y cabe por calles de zonas como Santa Cruz, pero para poder elevar la grúa debe abrir unas zancas y necesita mucho más espacio. Igualmente, el Ayuntamiento solicitó a la empresa fabricante que colocara una canasta más grande de la que traía de fábrica, por lo que el brazo articulado tiene problemas de estabilidad.


El Sindicato Profesional de Bomberos (SPB) ha denunciado el “despilfarro” que ha supuesto la compra de este vehículo para las arcas públicas. “El Ayuntamiento dilapida el dinero público y el delegado de Convivencia y Seguridad debería tener constancia de ello”, expuso el secretario general del SPB, Juan Carlos Bernabé. Esta central sindical lamenta que la compra del vehículo respondiera a una decisión unilateral del jefe de la sección de mantenimiento de los Bomberos, Alberto Refolio. El coche lleva cinco meses prácticamente sin usarse y la semana pasada un técnico de la empresa fabricante ordenó que no se utilizara más. “Se le podría hacer un rediseño y para ello habría que enviar el camión a Italia, pero siempre a coste del Ayuntamiento, que fue quien pidió una canasta más grande de la que trae el modelo”, concluyó Bernabé.

Dos mandos del servicio han denunciado las carencias del ABA-1 en sendos escritos enviados a la Jefatura de los Bomberos. Uno de estos informes alerta de los incidentes ocurridos durante unos trabajos de saneamiento de la fachada de la iglesia de la Magdalena, el 14 de noviembre de 2010. “Por mucho que me esforzaba en hacer los movimientos de la forma más suave posible, el inicio y el final de cada movimiento siempre terminaban con un fuerte balanceo (…) En los años que llevo como conductor de este servicio, nunca había pasado tanto miedo”.

El otro informe denuncia que el coche es poco visible en una situación de emergencia, es muy lento para desplegar las zancas, el cimbreo de la canasta es demasiado brusco, no dispone de sirenas neumáticas, no está dotado de emisora y pierde agua en la columna de alimentación del motor, entre otros desperfectos.

Acerca de admin

Ver También

Imputan al edil Francisco Fernández por los contratos de Bomberos

  La Fiscalía considera que hubo prevaricación al comprar los equipos del servicio municipal El …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *