domingo , 15 diciembre 2019
Inicio / Noticias / Tecnologías de Vanguardia / Apagando incendios por el mundo

Apagando incendios por el mundo

  • Compagina la dirección de Tecnosylva con la presidencia de Atletic
  • Ofrece soluciones integrales que aúnan tecnología y medio natural
  • En pocos meses ha recorrido cinco países promocionando su herramienta

No es forestal ni bombero pero dedica su vida a apagar fuegos por todo el mundo. Joaquín

Ramírez, natural de Zaragoza, aterrizó en la provincia leonesa hace 17 años como ingeniero de montes. Se enamoró y junto a su mujer creó una empresa que hoy en día proporciona soluciones eficientes para la gestión del territorio, basadas en la aplicación y el conocimiento de técnicas innovadoras y herramientas de análisis geoespacial: Tecnosylva, asentada en el Parque Tecnológico de León.

“Cuando empezamos nadie entendía lo que hacíamos, había que explicarlo ya que hace 15 años no todos estábamos tan familiarizados con los GPS ni con las herramientas de geolocalización como hoy”, apunta Ramírez.

Apasionado de la naturaleza (en realidad, de todo lo que hace) siempre le atrajo el mundo de la tecnología, así que no dudó en convertirse en empresario e innovar aunando estos dos ámbitos para dar facilidades. “Yo trabajé como técnico del antiguo Icona en la peor campaña de incendios -en Zaragoza en el año 1994- y me inspiré en las dificultades que viví personalmente a la hora de aplicar la tecnología en el medio ambiente”.

Así, la herramienta estrella de su empresa, y la que ha llevado por todo el mundo, es la Wildfire Analyst, que simula la trayectoria del incendio y pretende ser una ayuda tecnológica en la lucha contra los incendios forestales. La proximidad de las carreteras, las características de la masa forestal o las diferentes maneras de evacuación de una zona son algunas de las circunstancias que se tienen en cuenta.

Así, Tecnosylva mejora la gestión del incendio en una situación de caos a la vez que también se controla por satélite el avance que podría experimentar el fuego. EEUU, California, Suecia, Chile, México y Sudáfrica ya se han interesado por esta aplicación. En España, la Junta de Andalucía, la de Extremadura y la UME la utilizan en su día a día en la prevención de incendios.

Joaquín estudió en Madrid, trabajó en Almería y Lérida pero se siente “muy cazurro”. Tanto que hasta sus padres, que vivían en Zaragoza, ya están con su familia en León. “Yo fui quién divulgó los tintos de verano típicos del sur en el Húmedo, porque en pleno mes de mayo quería que llegara el verano y me puse pantalón corto y me dediqué a enseñar a los hosteleros como preparar este refresco. En el tercer bar se puso a nevar y me di cuenta que era yo el que me tenía que adaptar a la ciudad y no ella a mí”, recuerda.

Cerca del cliente

Tecnosylva es en la actualidad una empresa fuerte con un equipo formado por más de 22 profesionales y dos sedes además de la leonesa, ubicadas en Zaragoza y Sevilla. “El objetivo es estar cerca del cliente para dar soluciones eficientes”, señala. “Para conseguir éxito se debe apostar por unas bases sólidas y unas señas particulares”.

Además de llevar el peso de esta empresa, (Asociación Leonesa de Empresas de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones), cuyo objetivo es desarrollar actividades relacionadas directamente con el sector informático y de telecomunicaciones. “Este cargo es muy gratificante ya que se trabaja con un grupo de pequeños empresarios que luchamos por la tecnología, lo que nos hace tener un perfil peculiar, especial”.

Profesor en Ponferrada

Y por si fuera poco, todavía saca tiempo para dar clases en el campus de Ponferrada de la Universidad de León. “Fui el primer doctor que defendió su tesis en El Bierzo en 2003 cuando el campus estaba comenzando y es muy especial para mi dar clases allí”. Su fórmula mágica: las ganas por hacer cosas. Su personalidad imparable le hace estar pensando ya en proyectos futuros. Además de Tecnosylva y de Aletic, tiene como parte de su ámbito docente la intención de poner en marcha el primer máster interuniversitario de incendios forestales. Una iniciativa que puede ver la luz gracias al impulso de la Universidad de León, de la de Lérida y de Córdoba. Y de Joaquín Ramírez, claro.

Acerca de admin

Ver También

Cantabria prueba un prototipo del traje de bombero inteligente

El parque de Bomberos de Villacarriedo acogió la prueba de un prototipo de traje de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *